El curioso caso del iPhone 4

 

Se ha detectado que debido al diseño de la antena del iPhone 4, los usuarios tendrán que comprarse una funda o aprender a coger el teléfono de una forma que no se pierda la cobertura.

 

Al menos hasta ahora, los seguidores de Apple parecen dispuestos a otorgar a la compañía el beneficio de la duda. Apple declaró el lunes que, en los primeros tres días, había vendido 1,7 millones de unidades. No obstante, los inversores no deberían consolarse con este dato. Muchas de las ventas responden a pedidos realizados antes de que comenzaran a circular los rumores sobre el fallo en el diseño de la antena.

 

Estas personas ya se han mostrado dispuestas a soportar los problemas de cobertura, aunque en el pasado podían culpar de ellos a la colapsada red de AT&T. La verdadera pregunta debe ser si los temores sobre la antena, unidos a los problemas de colapso de la red de la operadora, reducirán el atractivo del iPhone entre los clientes que aún no se han convertido al culto a Apple.

 

No sólo es probable que muestran menos paciencia ante cualquier defecto del producto, sino que ahora pueden escoger entre un número cada vez mayor de smartphones alternativos. Esto debería preocupar a los inversores, ya que el iPhone supuso el 40% de las ventas de Apple en el segundo trimestre y es un motor clave del crecimiento. Apple puede solucionar los problemas con la antena. ¿Pero a cuántos tropiezos con sus productos puede sobrevivir antes de que su aureola comience a desaparecer?

2 Responses to “El curioso caso del iPhone 4”

Leave a Reply