España se suma a un proyecto internacional de apps móviles para el turismo

(RTVE.es Ciencia y Tecnología)

-         El reto consiste en crear la mejor aplicación para turistas

-         Barcelona participa junto con otras ciudades europeas

-         El proyecto combina información abierta y diversas tecnologías

Con cada vez más móviles inteligentes al alcance de los ciudadanos, una iniciativa europea llamada Open Cities (en castellano, ciudades abiertas), lanzó hace algunas semanas un proyecto/concurso llamado Open Data Tourism Hack-at-Home, algo así como “Hackeo casero de información turística mediante datos abiertos”, un proyecto en el que actualmente participa la ciudad de Barcelona.

Pero que nadie se asuste por eso del ‘hackeo’, que siempre suena a algo raro y oscuro. Es simplemente el término con el que se conoce la actividad, pues entre los aficionados se entiende por ‘hackeo’ la utilización ingeniosa de cualquier tecnología para explorar y conseguir un objetivo o crear un nuevo ‘invento’, nada que ver con las actividades delictivas de los ‘crackers’.

En este caso se trata en concreto de usar la tecnología aplicada a la información turística disponible de forma abierta en las ciudades. Esta ‘información abierta’ de la que ya existen muchos ejemplos, consiste principalmente en bases de datos y conjuntos de información ‘oficiales’ procedentes de los ayuntamientos de las ciudades, a nivel regional o estatal. Y también de datos que puedan captarse con sensores y cuyo acceso sea público: mapas, sensores meteorológicos, plazas de aparcamiento, estado de las playas, etc.

El objetivo del reto planteado a los hackers de todas las ciudades participantes es cómo crear una aplicación para dispositivos móviles que mejore la experiencia de los visitantes a sus ciudades y que, de paso, minimice los inconvenientes que puede tener dicho turismo entre los residentes de las ciudades. Si según los estudios para 2015 se prevé que haya 1.500 millones de turistas a nivel mundial, el dato más impactante es que el 90% de ellos viajarán equipados de sus terminales móviles.

Los proyectos de este tipo suelen crearse con lo que se suele llamar una ‘remezcla de tecnologías y conceptos’. Por un lado se consiguen los datos abiertos y la información oficial, a veces se recurre a ideas de los ‘gobiernos abiertos’ (open government) para solicitar a las autoridades que hagan pública cierta información que es de todos los ciudadanos y finalmente se crea la aplicación (app) como una remezcla de de servicios, combinando por ejemplo los mapas de Google Maps con redes sociales o diversas capas de información.

Además de Barcelona, las ciudades de Ámsterdam, Berlín, Helsinki, París, Roma y Bolonia también participan en el proyecto. El reto está premiado con 3.000 euros, pero lo más importante para los participantes será compartir durante algunos meses la información y experiencias de cada uno de los desarrollos. Los proyectos se presentarán hasta el día 20 de junio, las aplicaciones a finales de agosto y en septiembre se anunciarán los finalistas, con la entrega de premios en noviembre.

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Leave a Reply